2.12.2013

Amor. No es fácil, pero llega

Fotografía por @MirandaBakery / fb.com/mirandabakery
“AMOR”, compuesta por el prefijo negativo “A” (sin) y “MOR” (separación): “no separar”. Este vinculo requiere aceptar y valorar lo de uno mismo, lo de la otra persona, lo de ambos. Lograr esto involucra el trabajo individual y con el apoyo del otro.


En los últimos tiempo hemos ido a la vez viviendo y descubriendo maneras para atravesar el proceso que involucra el vinculo del amor: pasar de los momentos de compulsión a la cooperación  de los tropiezos y obstáculos a la comprensión y a la escucha. Los tiempos han cambiado pero la formula de los sentimientos prácticamente continua siendo la misma. Siempre buscando la autenticidad en la relación  nunca olvidando que ambos son importantes, necesarios, se complementan uno al otro, quieren vivir en y con amor, y cuentan con la esperanza de conseguirlo.

Sabemos que la primera pareja de la que somos testigos en nuestras vidas es la de nuestros padres, de allí se definirá mucho nuestro pensar en el futuro. Ese modelo serán el punto de referencia para copiar como contra el cual declarar una guerra. Sabemos también que nada de esto aparece hoy y dura para la eternidad, aunque los cuentos infantiles terminaban diciendo “se casaron, fueron felices para siempre”. Los humanos somos seres de carne y hueso, que deseamos, sentimos, pensamos cosas diferentes y nos contradecimos a lo largo de las distintas etapas de nuestra vida.

¿Por qué pensamos que la pareja debe ser imposible de alterar? ¿...que nuestra pareja debe tener exactamente el mismo ritmo con el que vivimos nuestras vidas? ¿Existe un contrato o manual que estamos omitiendo leer al iniciar una relación? ¿Con cuantos mitos nos metemos a una nueva relación?

  • Estando en una relación me voy a superar personalmente.
  • Si tengo una pareja nunca me sentiré sola.
  • Si me porto bien, me amará por siempre.
  • Nunca debo decirle lo que me desagrada de él/ella.
  • Es el hombre quien debe iniciar al tener relaciones sexuales.
  • El amor puede contra todo.
  • Cualquier sacrificio vale, menos terminar la relación.
  • Su tiempo libre siempre debe compartirlo conmigo.

Lo cierto es que mientras más mitos e incertidumbres tengamos sin aclarar al momento de iniciar el camino con nuestra pareja, menos posibilidades tendremos de llegar a descubrir quién es realmente esa persona.

Existe una etapa inicial que se experimenta al empezar la relación  es esa sensación de amor intenso, casi como que ambos respiraran el mismo aire, al mismo ritmo con un mismo pulmón. Dicha sensación que sucede aun en contra de cual sea nuestra voluntad y de todos intereses alternos. Nadie puede planificar cuando se va a enamorar, simplemente ocurre.

Sin embargo, esta etapa culmina aterrizando en la primera crisis de la pareja, alguien recobra conciencia de lo que pasó hasta ahora. Es precisamente en este punto donde muchas relaciones flaquean por sus inseguridades y al estar inseguros pierden la objetividad de dejar de pensar individualmente, y pensar en trabajar juntos. Para superar este obstáculo es necesario entender que hay trabajo para hacer y sobre todo, valorar la pareja que se tiene y no pensar en la persona IDEAL que todo ser humano busca.

Me atrevo a concluir afirmando que no existe definición precisa para el amor, pero no cabe duda que cuando descubrimos, entendemos y comprendemos que ha llegado a nuestras vidas es el momento de abrir los ojos a un nuevo futuro de compromiso mutuo para forjar el camino de nuevas personas... nuestros hijos.

@iminimalistic

1 comentario:

  1. Muy acertado todo..incluyendo el compromiso para forjar el camino de los hijos!

    ResponderEliminar