8.21.2018

Productividad, no importa donde ni cuando

Working en Workings

Transitar hoy por la Ciudad de Panamá es casi una odisea, a la hora y el día que sea. Entre muchas obras de construcción vial ejecutándose se suman los problemas de planificación de tránsito, además del crecimiento demográfico característico de nuestro país.

Parte importante para que un país avance es su fuerza laboral, en sus distintas disciplinas. Sin embargo, el escenario en la ciudad parece desfavorecer a nuestros trabajadores debido a los largos tiempos de tránsito a diario en las diferentes horas pico.

Considerando la situación económica actual de nuestro país, es fácil definir que el mayor volumen de la fuerza laboral reside en las afueras este y oeste de nuestra ciudad. Esto los obliga a tomar las oportunidades posibles, o sea, "lo que salga" sin importar el desbalance entre el gasto logístico y el ingreso salarial. Es necesario entender las consecuencias de un trabajador que se somete entre 1 hasta 3 horas de tránsito terrestre para llegar a su puesto de trabajo, atravesar un horario laboral de aproximadamente 8 horas y posteriormente movilizarse otras 1 hasta 3 horas para llegar a su hogar. Son casi 6 horas diarias 5 días a la semana que gran cantidad de panameños desechan inútilmente en tránsito. Considerando que un porcentaje de estos son padres/madres de deben atender a sus hijos en la medida posible, y aún así encontrar el aliento para un día más. Los especialistas médicos sabrán definir mucho mejor el residuo a la salud que dejan estas condiciones. Sin embargo, como usuarios y clientes de distintos servicios sabemos que hay indicadores en las calles que reflejan el estrés, cansancio y agotamientos físico/mental a través del desmejoramiento en la atención al cliente, el ausentismo y la impuntualidad.

Para empezar a hablar de soluciones primero necesitamos entender las facilidades con que contamos actualmente, especialmente tecnológicas. Vale la pena pensarlo desde nuestro plano personal, donde compartimos tanto y en tiempo real desde la pequeñez de nuestro teléfono móvil gracias a la conectividad inmediata de internet. Sin embargo, con internet solamente no lo podemos resolver todo. Nos necesitamos a nosotros mismos. Hoy más que nunca es imprescindible aspirar, buscar y permenecer trabajando en nuestro mejoramiento profesional para mantenernos relevantes en un mercado laboral cada vez más competitivo y más joven. Aunque es cierto que muchas disciplinas mantienen sus procedimientos intactos, otras avanzan evolucionando continuamente ya que la competencia empresarial ya no es solo local ni regional, sino mundial y de ejecución casi inmediata.

La conectividad de internet ha facilitado el desarrollo de herramientas digitales, inmediatamente accesibles y de capacidad de ejecución instantánea. Hoy día dos empresas ubicadas físicamente en dos continentes distantes y diferentes pueden estar en contacto inmediato y continuo suficientemente como para implementar cambios en tiempo real en base a desempeño. Este panorama solo nos indica que como fuerza laboral, los profesionales con expectativas de progreso requieren elevarse al nivel del ritmo de los negocios actualmente.

El tiempo en el que solo bastaba cumplir los estándares educativos (estudios secundarios y/universitarios) para garantizar un puesto de trabajo, solo así aspirando a un progreso especialmente económico, ya pasó. Si bien los certificados y diplomas confirman determinado conocimiento, no es así, el nivel de excelencia y desempeño. Por ende, aspirar y buscar el mejoramiento profesional solo puede hacerse sostenible sobre una base de experiencia y desempeño.

Una vez sentadas las bases de la excelencia individual, entonces podemos hablar de la otra mitad de la solución a la problemática planteada anteriormente: 6 horas diarias perdidas 5/6 días a la semana. Si pensamos en el engranaje más común de una empresa, podemos identificar por lo menos un 20% a 30% de puestos de trabajo innecesariamente presentes físicamente en las oficinas. Me refiero a profesionales que los procesos de sus táreas no requieren contacto en persona con otro colega y desempeñan funciones casi enteramente en herramientas digitales. Visto desde la posición de un empresario o empleador, los aspectos de interés serían el control presencial de sus empleados y la relación costo/productividad del puesto que ocupa el empleado. Cabe también preguntarse, si es realmente eficiente que todo el engranaje laboral de las empresas funcione a la vez en aproximadamente un mismo horario. Será que un empleado solo requiera 4 o 5 horas para producir lo que realmente se necesita de él, pero por hacer valer el resto de tiempo que se le exige estar presente "trabajando" en la oficina desacelera su capacidad de desempeño para durante su horario laboral "lo vean haciendo algo". Sr. empresario, usted qué prefiere, productividad de alto nivel puntual o resultados promedio obligados a temporizarse en ~8 horas.

Ahora llegamos al punto del maridaje: profesionales con aspiraciones y en ejecución de constante mejoramiento con la "productividad nómada". El primer factor depende en mayoría del individuo pero en medida importante también de los empresarios empujar el sistema educativo y promover acciones de desarrollo educativo a tono de las disciplinas que sus empresas requieran. - ¿Están viendo la misma plataforma de búsqueda de talento que yo? - El segundo ingrediente es un convenio entre el compromiso propio del individuo y la apuesta de confianza del empleador en las habilidades, capacidades y aptitudes del individuo mediante proceso optimizado y actual de head-hunting. Esto requiere un alto nivel de planificación y organización por ambas partes, uno para determinar las metas y los tiempos, y el otro por ponerse en capacidad de desempeñarse de manera efectiva y eficaz. Es precisamente en este punto donde se hace necesario el interés en mantenerse actualizado con las herramientas digitales dedicadas para esta nueva plataforma laboral y de proveeduría.
Por ejemplo: ClickUp, Slack, Basecamp, Monday, y claro que muchas otras más.

Sí, me refiero a que empresas cuenten en su equipo con profesionales contratados exclusivamente para su productividad específicamente en tiempos necesarios "sin importar" su ubicación física pero disponibles digitalmente. Desde luego que este tipo de relación, dependiendo del caso, puede tener ciertas restricciones o procesos legales. Sin embargo, cuando ambas partes - el empleador y el empleado/proveedor - se comprometen mutuamente a sus distintas repsonsabilidades, y determinando procesos y canales de comunicación claros esta nueva plataforma de productividad es rotundamente posible.

Actualmente creo que somos muy pocos los que nos venimos desempeñando profesionalmente de esta manera (como para hacer verano), pero considerando casi más de 5 años de experiencia en esta tendencia me atrevo a plantear la sugerencia en este artículo. Creo que una nueva economía local puede nacer en la medida que esta práctica aumente, por ende la calidad de los profesionales en nuestro país.

(Continuará...)


No hay comentarios:

Publicar un comentario